viernes, 24 de septiembre de 2021

Un tenista francés se vacunó contra el covid, sufrió una reacción adversa y no sabe cuándo volverá a jugar: “No me puedo entrenar”

fuente: clarin.com

Jeremy Chardy, 73 del mundo, se aplicó una dosis de Pfizer tras los Juegos Olímpicos. “Me arrepiento de habérmela dado”, lamentó.

Jeremy Chardy es un tenista francés de vasta experiencia. Debutó como profesional en 2005, ganó un título, su mejor ránking ATP fue el puesto 25 (en 2013) y representó a Francia en varias series de Copa Davis, llegando a la final en 2018. En 2021, transitando la recta final de su carrera, con 34 años de edad, se mantiene en vigencia: participó de los torneos más importantes y lleva ganados 570 mil dólares en premios. Sin embargo, le toca enfrentar una situación que no estaba en los planes de nadie.

Chardy anunció esta semana que se retira de la temporada de manera inesperada. ¿El motivo? Se vacunó contra el coronavirus y sufrió una reacción adversa: se siente "disminuido físicamente", según precisó. Tras consultar con varios médicos, concluyó que lo mejor es cuidar reposo y preservar su salud.

"Desde que me vacuné, tengo un problema. He estado luchando pero de repente no puedo entrenar, no puedo jugar", declaró en una entrevista con la agencia AFP.

Según informa el artículo, el galo se aplicó una dosis de Pfizer en agosto, tras disputar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde fue eliminado por Alexander Zverev, a la postre medalla de oro. Luego participó del Abierto de los Estados Unidos, donde cayó en primera ronda con Matteo Berrettini. También participó en dobles.

Cuando quiso volver a los entrenamientos comenzó a sentir dolores "paralizantes". Y empezó a buscar respuestas en los especialistas. "Fui a ver a dos médicos, me hice unas pruebas para saber lo que tengo y lo más importante es cuidarme", expresó el tenista tras recibir los estudios.

Y agregó, tras anunciar que se retira del circuito: "Prefiero tomarme más tiempo para curarme y estar seguro de que en el futuro no tendré ningún problema. Elijo eso antes que apurar un regreso y terminar con más problemas de salud. En mi cabeza, es difícil porque no sé cuánto va a durar. Mi temporada está terminada y no sé cuándo la retomaré".

"Es frustrante porque empecé el año muy bien, estaba jugando muy bien. Y luego fui a los Juegos, donde también me sentí muy bien. Es frustrante, sobre todo porque no me quedan diez años para jugar", expresó preocupado, ante la alternativa cercana de tener que retirarse de la actividad. "En febrero cumplo 35 años y es la primera vez que pienso que la próxima temporada puede ser la última. Es difícil porque me estaba divirtiendo y quería jugar más", comentó.

Sobre el final de su testimonio, Chardy dejó una de las frases más polémicas: "Hoy me arrepiento de haberme dado la vacuna, pero no podía saberlo".

"No tenemos una visión retrospectiva de la vacuna. Hay personas que han tenido cosas similares, pero las duraciones han sido realmente diferentes", terminó diciendo Chardy, con más interrogantes que certezas.